Los Smart Contracts, o contratos inteligentes son documentos registrados en la Blockchain, que permiten a las partes una interconexión fluida y eficaz. Eliminando a los intermediarios, conecta a las diferentes partes del contrato de manera inteligente. Permitiendo así, acelerar tiempos, reducir costos, y explotar al máximo las posibilidades de una cadena de bloques (abierta o cerrada).

Este tipo de contratos aún no son muy conocidos, pero tienen una posibilidad de aplicación enorme en industrias muy diversas. Desde la informática, hasta el sistema electoral o bienes raíces.

La cadena de bloques o Blockchain

Una Cadena de Bloques (Blockchain) es como un libro digital, y en cada hoja se van registrando un grupo de transacciones. Como ocurre con criptomonedas tales como el Bitcoin. De este "libro digital" hay una cantidad de copias, distribuidas en varias computadoras diferentes, que se va actualizando constantemente. Entonces, cada "hoja" que se completa, ya queda grabada en en cada copia que haya del libro.

Y esto es lo que hace a la blockchain tan segura; al haber tantas copias iguales distribuidas, para alterar un dato ya registrado, haría falta modificar todas y cada una de las copias. Haciéndola prácticamente inmune a hackeos, ya que sería totalmente contraproducente hacerlo.

  • Haz Click Aquí para conocer más sobre Blockchain, Bitcoin y Criptomonedas.

Ahora bien, utilizar esta tecnología solo para realizar transacciones de criptodivisas, es como utilizar Internet solamente para enviar emails. Los contratos inteligentes, aprovechan aún más las posibilidades que una cadena de bloques nos brinda.

Funcionamiento y aplicaciones de los Smart Contracts

Los Smart Contracts son acuerdos que quedan guardados y validados en el espacio virtual del Blockchain. Es algo similar a un acuerdo o contrato físico, en donde se estipulan cláusulas que quedan registradas en la red. Además, queda un registro de los pasos a seguir en caso de incumplimiento o ruptura de dicho contrato.

Al ser algo de conocimiento público, habrá miles (o incluso millones) de copias con sus correspondientes validaciones de un mismo contrato. De esta forma, es prácticamente imposible de modificar, ya que esto quedaría en evidencia en toda la red.

Pero, cuáles son sus aplicaciones? Un contrato inteligente puede ser utilizado con diversos fines, algunos de los principales (y ya puestos en práctica) son:

  • Logística: Gurucargo, una plataforma dedicada a la logística del comercio internacional, utiliza un sistema de seguros basado en contratos inteligentes para envíos marítimos de proveedores. Donde el importador ingresa en el contrato la información del embarque con todas sus condiciones y requerimientos, que luego es firmado por el exportador.

 

  • Inmobiliario: Se utilizan los Smart Contracts para optimizar la gestión en las operaciones. Esto disminuye considerablemente los gastos legales que implica la firma de ventas, alquileres y demás.

 

  • Títulos y credenciales: Los documentos se registran en la Blockchain con el objetivo de certificar la autoría, la fecha y la inmutabilidad de cualquier proceso o certificación. En Argentina, Rofex emplea esta solución para certificar sus cursos de capacitación.