Bitcoin: Tendencia alcista apunta a un nuevo récord

El precio de Bitcoin ha vuelto a subir por encima de los 16.000 dólares y está en camino de continuar su tendencia al alza.

≫ COMPRAR DÓLARES SIN LÍMINTES CON AIRTM

Ingresa en AirTM para convertir tus pesos a dólares automáticamente y recibir U$2 de regalo en el proceso! Sin restricciones

Ingresar a AirTM

La tendencia alcista esta vez no es una burbuja

Bitcoin se acerca hacia la sexta semana consecutiva con ganancias en su cotización contra el dólar estadounidense. Mientras los indicadores se mantienen en euforia extrema, y se esparce la nostalgia del optimismo excesivo que tuvo diciembre de 2017, reluce la pregunta de si Bitcoin está o no dentro de un comportamiento de burbuja similar al vivido hace poco menos de 3 años.

 

La criptomoneda lleva seis semanas consecutivas con cierres ganadores cuyos rendimientos promedian un +7,32% por cada período de 7 días. Agregado a esto, los indicadores se han mantenido en niveles de sobrecompra y la vista del precio por encima de 16.000 dólares está llenando de voces alcistas las comunicaciones alrededor de la principal criptomoneda.

 

¿Se está viviendo una nueva burbuja de Bitcoin? La pregunta saldrá a flote si se comparan las sensaciones actuales contra las obtenidas a finales de 2017 en cuanto al movimiento de su precio.

 

Sin embargo, un estudio técnico profundo podría fácilmente captar diferencias fundamentales que ayuden a ver desde una perspectiva objetiva el comportamiento del precio actual de Bitcoin y su comparación con el último gran rally alcista del 2017 que lo llevó hacia su máximo histórico de 20.000 dólares.

 

 

El movimiento parabólico

Un indicador técnico que funciona como claro detonante de una excesiva sensación de euforia y optimismo es el movimiento parabólico del precio.

 

Su estructura define que, si el movimiento realiza correcciones cada vez más cortas tanto en magnitud como en temporalidad, junto a impulsos alcistas cada vez más extendidos e inclinados, posiblemente los compradores estén agotando aceleradamente su poderío en el mercado.

 

El punto de quiebre sucede cuando la parábola es rota, en este caso a la baja, marcando así el momento en que la aguja pincha la burbuja, o en palabras más objetivas, el momento en que los compradores han agotado todas sus fuerzas para dar paso a una etapa en donde los vendedores dominan el juego.

 

Justamente esta explicación se hizo una realidad en la práctica del precio de Bitcoin. La gráfica de BTC/USD desde mediados de 2015 hasta finales de 2017 extendió un gran período alcista cada vez más acelerado, con impulsos cada vez más inclinados, y retrocesos cada vez más insignificantes, para finalmente, quebrarse por completo el 21 de diciembre de 2017 y dar paso a un período correctivo importante.

 

La comparación estructural actual contra la obtenida en la parábola de 2017 es claramente visible tomando en cuenta los datos extraídos de la proporción entre impulsos y retrocesos:

*Para el final del movimiento parabólico de 2017, los 3 últimos importantes retrocesos de la tendencia fueron de -40,64%, -30,65% y -20,09% desde el más antiguo hasta el más reciente. Las duraciones de dichas correcciones fueron de 14 días, 4 días y 2 días respectivamente, denotando con claridad el aceleramiento de la reacción alcista. En cuanto a los impulsos, sus rendimientos destacaron con cifras de +167,13%, +203,54% y +57,28% respectivamente.

*En el plano actual, el movimiento demuestra que los últimos 3 importantes retrocesos de la tendencia macro fueron de -72,37%, -13,35% y -21,41% hacia el mismo orden explicado anteriormente. En cuanto a sus duraciones, la cantidad de velas demuestran 261 días, 51 días y 22 días respectivamente para las correcciones. De esta manera se evidencia una reacción menos acelerada en comparación a los datos comparados del 2017. Los impulsos en este caso van dejando ganancias de 163,94%, 40,95% y 68,75% respectivamente, cifras bastante más serenas que en 2017.

 

Vale la pena recalcar que en la estructura actual del precio de Bitcoin, desde que inició la tendencia alcista en el gráfico de velas diarias con la recuperación iniciada en marzo, no es posible dibujar ni siquiera el inicio de lo que parezca ser una parábola.

 

Indicadores en sobrecombra

Los indicadores técnicos basados en gráficos superpuestos cuyos datos y composiciones tienen como fuente directa de información los cambios del precio, principalmente los denotados como osciladores, son un tipo de estudio objetivo básico capaz de dar datos concernientes a la comparativa de la euforia del mercado.

 

En concreto, este dato de euforia, o por el contrario, de pánico, está dado por lo que se conoce como sobrecompra —situación de agotamiento alcista— o sobreventa —situación de agotamiento bajista—.

 

Empezando por el Índice de Fuerza Relativa, mejor conocido como RSI, que tiene como principal responsable de su composición a los cambios individuales del precio, se pueden encontrar diferencias importantes para ambos espacios de tiempo:

*El momento de máxima euforia para el RSI justo antes del máximo histórico de Bitcoin ocurrió entre la primera y segunda semana de diciembre, marcando en el oscilador 94,02 puntos en velas diarias y 90,22 en velas semanales. Estos valores según la cotización de BTC/USD en Bitstamp nunca había sido alcanzado desde el año 2013.

*En contraparte, el movimiento actual de Bitcoin está marcando en el RSI máximos de 84,46 en velas diarias y 79,5 en velas semanales tomando como referencia la misma cotización.

 

La clara evidencia de los datos del RSI deja nuevamente como resultado que la euforia actual está lejos de ser igual a la de 2017.

 

Como complemento, el indicador MACD —que también es denotado como un oscilador— y su interpretación, muestra exactamente las mismas diferencias entre la “burbuja” del 2017 y el movimiento actual:

 

En el gráfico diario, la media móvil rápida del MACD marca 988 puntos actualmente, mientras que en el punto de máxima euforia del año 2017 marcó su momento histórico de 2537 puntos. Este último es el máximo valor nunca antes visto por el MACD en la historia de la cotización de Bitcoin. Cabe recalcar, que en el movimiento alcista de 2019 terminado en junio, el MACD de BTC/USD marcó como máximo 1054 puntos, es decir, ni siquiera Bitcoin ha llegado a igualar el momento eufórico que tuvo el MACD en 2019.

*Haciendo referencia a un gráfico macro de velas semanales el MACD está aún más lejos. Mientras que en el máximo histórico de 2017 alcanzó niveles de 3278 puntos para esta temporalidad, y en el movimiento alcista de 2019 alcanzó 1566, la corrida actual del precio está dejando un máximo de 1386 apenas.

 

 

 

El precio de Bitcoin asciende, pero aún no se divisan señales de una burbuja

Como conclusión, si bien es cierto que los indicadores que intentan describir la cotización de Bitcoin están marcando niveles altos de euforia y sobrecompra, tanto la estructura del precio como el marcaje de los osciladores está lejos de ser igual de extremo que los obtenidos en 2017 aún, de hecho, en algunos casos ni se acerca a lo obtenido en el año 2019.

El mercado cumple ciclos, es un principio irrefutable, Bitcoin los ha cumplido como cualquier otro activo, y los seguirá cumpliendo. Con esta afirmación, la finalidad del presente análisis no es mencionar que Bitcoin subirá meteóricamente a partir de este momento, por el contrario, los principios técnicos actuales indican una pronta corrección. Sin embargo, el sentimiento extremo de optimismo eufórico que precede la denominación de “burbuja” no parece estar esta vez, dejando como punto clave que, probablemente, la corrección venidera no vaya a ser tan abrupta como el período bajista de 2018.