BITCOIN: Está siendo manipulado? Es una burbuja? O simplemente es un mercado muy volátil?

Bitcoin nace con ambiciones elevadas: proporcionar un medio de pago rápido, a bajo costo y que no pueda ser controlado ni manipulado.

Sin embargo, no deja de lado ciertas controversias.

Qué está sucediendo con la moneda del futuro?

Vamos a tratar de echar luz al asunto.

 

Los últimos 5 años de la historia del Bitcoin en su gráfico de precio contra el dólar

Véase el tamaño de la "crisis" de 2017, comparado con 2021

 

De U$10.000 a US64.000 en unos meses, y a menos de $30.000 en unos pocos días.

Es esto un movimiento normal? O las grandes ballenas de Wall Street están intentando manipular el criptomercado?

 

Pasado, presente y ¿futuro? de Bitcoin y el criptomercado

Repasemos un poco por arriba la corta pero intensa historia de la divisa virtual.

 

Qué es un Bitcoin?

Se puede decir que se trata de una moneda que surge de un “Protocolo Bitcoin” publicado en 2009 por Natoshi Nakamoto, un singular personaje del que hasta la actualidad nadie sabe cuál es su verdadera identidad.

Tal es así que a lo largo de los años surgieron varios nombres de posibles candidatos e incluso se llegó a especular que la propia CIA estaba detrás de todo esto.

En la práctica se trata de una moneda virtual que se adquiere a través de plataformas Web y se almacena en billeteras virtuales; para sus defensores su principal virtud es la posibilidad de hacer todo tipo de transacciones a nivel global en forma anónima y segura, y sobre todo a muy bajo costo. 

Si bien también permite realizar una variada gama de operaciones comerciales, su principal aplicación es de índole financiera.

Ya que la enorme VOLATILIDAD de su cotización es un condicionante para quienes compran y venden bienes y servicios con ella.

En mayo de 2010, un analista de sistemas llamado Laszlo Hayeck, que vivía en Louisville, EE.UU., pidió dos pizzas por teléfono y las abonó con una moneda que recién comenzaba a circular.

Tuvo la fortuna, o no, que quien le tomó el pedido le aceptó el pago con Bitcoins (BTC). Se pusieron de acuerdo y por ese consumo de 30 dólares Hayeck abonó con 10.000 BTC. 

Lejos estaba de suponer que solo siete años después esas 10.000 monedas virtuales, que en ese momento cotizaban a 0,003 dólares cada una, llegarían a cotizar en su máximo histórico nada menos que a unos 5.000 dólares.

Es decir que se valorizaron nada menos que 1,7 millones de veces. 

 

¿TIENES BITCOINS SIN INVERTIR?

⇨ Entonces estás perdiendo la oportunidad de ganar hasta un 56,7% extra cada mes - En este curso gratis te contamos cómo hacerlo

IR AL CURSO GRATIS

 

Qué opinan los analistas sobre el precio de Bitcoin?

En cuanto al futuro de esta moneda y de las casi 500 que compiten hoy en día en el mercado, las opiniones son muy contradictorias.

Pues van desde la desaparición de la moneda hasta valores que resultan llamativos por su magnitud.

En tal sentido, no son pocos los analistas que consideran que se está en presencia de una enorme burbuja, que se puede estimar en el orden de los u$s150.000 millones.

En tal sentido, argumentan que la violenta suba de los precios no hace otra cosa que respaldar la idea.

 

Es Bitcoin una burbuja especulativa o moneda del futuro?

Primero dejemos en claro de que se trata una burbuja especulativa:

Se trata de una situación en la que las noticias de aumentos de precios estimulan el entusiasmo de los inversores, que se propaga por contagio psicológico de una persona a otra persona.

Amplificando en el proceso las historias que podrían justificar el aumento del precio e incorporando una clase cada vez mayor de inversores que, a pesar de las dudas sobre el valor real de una inversión, se siente atraído por ella en parte por la envidia de los éxitos de los demás y en parte por el entusiasmo de los inversores.

 

 Algunos ejemplos de burbujas especulativas que podemos mencionar son:

⇨ La tulipomanía

O la crisis de los tulipanes, fue un periodo de euforia especulativa que se produjo en los Países Bajos en el siglo xvii, en los años anteriores a 1637.

El objeto de especulación fueron los bulbos de tulipán, cuyo precio alcanzó niveles desorbitados, dando lugar a una gran burbuja económica y una crisis financiera.

Constituye uno de los primeros fenómenos especulativos de masas de los que se tiene noticia. 

En la década de 1620 el precio del tulipán comenzó a crecer a gran velocidad.

Se conservan registros de ventas absurdas: lujosas mansiones a cambio de un solo bulbo, o flores vendidas a cambio del salario de quince años de un artesano bien pagado.

Para mucha gente los tulipanes pueden parecer inútiles, sin olor ni aplicación medicinal, floreciendo solo una o dos semanas al año. Pero los jardineros neerlandeses apreciaban los tulipanes por su belleza, y muchos pintores lo preferían como motivo para sus cuadros.

En 1623 un solo bulbo podía llegar a valer 1.000 florines neerlandeses: una persona normal en los Países Bajos tenía unos ingresos medios anuales de 150 florines.

Durante la década de 1630 parecía que el precio de los bulbos crecía ilimitadamente y todo el país invirtió cuanto tenía en el comercio especulativo de tulipanes.

Los beneficios llegaron al 500 %.

Hasta que llegó el punto de inflexión.

El 5 de febrero de 1637, un lote de 99 bulbos de tulipanes de gran rareza se vendió por 90 000 florines: fue la última gran venta de tulipanes.

Al día siguiente se puso a la venta un lote de medio kilo por 1250 florines sin encontrarse comprador.

Entonces la burbuja estalló.

 

 

Los precios comenzaron a caer en picado y no hubo manera de recuperar la inversión. Todo el mundo vendía y nadie compraba.

Se habían comprometido enormes deudas para comprar flores que ahora no valían nada. Las bancarrotas se sucedieron y golpearon a todas las clases sociales.

La falta de garantías de ese curioso mercado financiero, la imposibilidad de hacer frente a los contratos y el pánico llevaron a la economía neerlandesa a la quiebra.

 

⇨ Burbuja del Nasdaq o las .com

La burbuja de las puntocom es un término que se refiere a un período de crecimiento en los valores económicos de empresas vinculadas a Internet.

Esta corriente económica especulativa muy fuerte se dio entre 1997 y 2001. 

Durante este período, las bolsas de valores de las naciones occidentales vieron un rápido aumento de su valor debido al avance de las empresas vinculadas al nuevo sector de Internet y a la llamada nueva economía.

Al pasar el tiempo, muchas de estas empresas quebraron o dejaron de operar.

El período fue marcado por la fundación (y en muchos casos, espectacular quiebra) de un nuevo grupo de compañías basadas en Internet designadas comúnmente empresas puntocoms.

 

⇨ Gran crisis del 2008 y las subprime

La crisis de las hipotecas; subprime fue una crisis financiera generada por la por desconfianza crediticia que se extendió inicialmente por los mercados financieros de Estados Unidos.

Generalmente, se considera el detonante de la Gran Recesión en el plano internacional, incluyendo la burbuja inmobiliaria en España.

Las hipotecas de alto riesgo, conocidas en Estados Unidos como crédito subprime, eran un tipo especial de hipoteca, preferentemente utilizado para la adquisición de vivienda, y orientada a clientes con escasa solvencia.

Y por tanto con un nivel de riesgo de impago superior a la media del resto de créditos.

Su tipo de interés era más elevado que en los préstamos personales, y las comisiones bancarias resultaban más gravosas.

Dado que la deuda puede ser objeto de venta y transacción económica mediante compra de bonos o titularizaciones de crédito, las hipotecas subprime podían ser retiradas del activo del balance de la entidad concesionaria, siendo transferidas a fondos de inversión o planes de pensiones.

En algunos casos, la inversión se hacía mediante el llamado carry trade.

El problema surge cuando el inversor (que puede ser una entidad financiera, un banco o un particular) desconoce el verdadero riesgo asumido.

En una economía global, en la que los capitales financieros circulan a gran velocidad y cambian de manos con frecuencia y que ofrece productos financieros altamente sofisticados y automatizados, no todos los inversores conocen la naturaleza última de la operación contratada.

Uno de estos productos que resultó particularmente nocivo fueron las obligaciones colateralizadas mediante deuda (CDO).

Las agencias de calificación asignaron calificaciones buenas (triple A o AAA) y bajo riesgo de impago a estos productos financieros (CDO), así por ejemplo Standard & Poor's cifró en solo 0,12% (1 entre 850) la probabilidad de impago de varias CDO en los siguientes 5 años a su calificación,2​ aunque posteriormente los datos internos de S&P para calificación revelaron que dicha probabilidad había sido 28% (unas doscientas veces superior).

 

 

 

El comienzo de la gran crisis de nuestro milenio

La crisis hipotecaria de 2007 se desató en el momento en que los inversores percibieron señales de alarma.

La elevación progresiva de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal, así como el incremento natural de las cuotas de esta clase de créditos hicieron aumentar la tasa de morosidad y el nivel de ejecuciones (lo que incorrectamente se conoce como embargo), y no sólo en las hipotecas de alto riesgo.

Posteriormente en declaraciones ante el congreso de directivos de agencias de calificación, éstas declararon que el riesgo de burbuja inmobiliaria había sido una sorpresa para ellos y para muchos otros especialistas, lo cual contradice las numerosas menciones que había recibido el tema en la prensa.

 

En el año 2007 el problema de la deuda hipotecaria subprime empezó a contaminar los mercados financieros internacionales, convirtiéndose en una crisis internacional de gran envergadura, calificada por algunos como la peor desde la segunda guerra mundial.

 

Comparativa con las burbujas

 

Hay correlación entre el bitcoin y las burbujas especulativas financieras?

Volviendo a lo nuestro, es difícil establecer un patrón que prediga todas las diferentes crisis.

La curva de rendimientos y el VIX, por ejemplo, son excelentes indicadores de la salud del mercado de capitales de Wall Street, pero no puede traducirse a las criptomonedas.

Lo mismo que el nivel de deuda y riesgo asumido por las empresas y estados nacionales, no influye.

Porque así como ninguna autoridad puede ejercer su poder sobre el bitcoin, ningún indicador económico tradicional puede tampoco darnos buenos indicadores de su estado de "sobre compra" o "sobre venta".

No obstante.

Se puede ver un patrón similar, sobre todo en el gráfico de la crisis de los tulipanes, y la evolución del precio del Bitcoin en varias ocasiones.

En los gráficos de precio a largo plazo, como veíamos en la imagen al principio de este post, es difícil pensar que las últimas caídas no son las más grandes de su historia y, por lo tanto, el fin de las criptomonedas en general.

Pero si hacemos zoom e todas y cada una de las caídas que ha tenido en estos 12 años de existencia, vemos que es un factor recurrente, nada nuevo de hecho.

Esto podría ser un indicador de que solo se trata de una volatilidad implícita, dada su naturaleza de comercio desregulado.

 

✅ Bitcoin ya se hundió otras 400 veces en su historia

ÚLTIMO MOMENTO!

"Una caída del 33% del precio del Bitcoin y del resto de criptomonedas crea un clima de pánico e incertidumbre en el sector.."

Este titular ya ha sido publicado por cuadringentésima vez.

La prohibición de China a sus bancos para acercarse siquiera a las criptomonedas y la decisión de Tesla, la empresa de coches eléctricos de Elon Musk, de dejar de aceptar Bitcoin como pago, han sido los catalizadores para una nueva crisis de las criptomonedas.

Pero, nos encontramos ante algo nuevo e inaudito?

La respuesta es que no.

Por lo tanto, cabe preguntarse, estamos ante una caída o una corrección?

Si tras una caída épica, las criptos se mantienen por lo general en precios muy superiores a los que tenían un año antes.. puede que entonces no sea para tanto.

 

✅ RECOMENDACIONES DE TRADING

⇨ Obtenga recomendaciones diarias para compra de criptomonedas basadas en análisis técnico y fundamental 100% gratis

INGRESAR AL GRUPO

 

El uso del bitcoin como medio de intercambio es todavía muy limitado.

Actualmente se realizan, en promedio, unas 42 transacciones por minuto (Visa lleva a cabo más de 165.000 por minuto).

Aun así, con una gran volatilidad asociada. 

La cotización del bitcoin refleja, fundamentalmente, la especulación sobre su valor futuro.

Como toda moneda fiduciaria, aquella que no está respaldada por metales preciosos, el bitcoin tendrá valor a largo plazo en la medida en que sea comúnmente aceptado como medio de intercambio y reserva de valor. 

Cuanto mayor sea su aceptación, más tenderá a valer (en su equivalente en dólares o euros) dada una cantidad de bitcoins en circulación.

 

Pero el grado de aceptación futuro de Bitcoin es una gran incógnita

La fuerte volatilidad de su cotización refleja, en buena medida, cambios en la percepción sobre dicho grado de aceptación.

El economista John Quiggin dijo en 2013 que

"El bitcoin es el mayor activo financiero con menor valor demostrable jamás creado."

El premio nobel Joseph Stiglitz dijo en 2017 que "Es una burbuja que va a dar a las personas momentos emocionantes a medida que sube y baja." Enfatizó su uso por parte de criminales, su falta de un propósito socialmente útil y dijo que debería ser ilegalizado.

El premio nobel Paul Krugman escribió en 2018 que el bitcoin "es una burbuja encerrada en tecno-misticismo envuelto en una ideología libertaria". Criticó el bitcoin como un medio de pago muy lento y costoso, utilizando principalmente para comprar productos del mercado negro, sin un vínculo con la realidad.

El profesor Nouriel Roubini de la Universidad de Nueva York ha llamado a Bitcoin como "la madre de todas las burbujas".

Además de los análisis de estos profesionales, el bitcoin cuenta con una desventaja importante frente a otras monedas fiduciarias: nadie está obligado, por ley, a aceptarlo.

Es decir, no es de curso legal (excepto en El Salvador) y no cuenta con el apoyo de un Estado que la haya declarado aceptable como medio de cambio y forma legal de cancelar deudas (incluyendo el pago de impuestos).

Por lo menos hasta el momento.

 

Por otra parte..

Bitcoin también está sujeto a la competencia de otras monedas virtuales.

Dichas monedas parecen destinadas a adquirir un mayor protagonismo ante el progresivo aumento del uso de Internet y de las redes sociales, el mayor volumen de comercio electrónico y la proliferación de bienes digitales.

Es posible que entidades financieras tradicionales y grandes empresas tecnológicas quieran introducir sus propios sistemas de monedas virtuales. 

Para que estos sistemas puedan lograr una aceptación generalizada, deberán tener algunas de las principales virtudes del bitcoin (medio de cambio ágil y con bajos costes de transacción) y generar la confianza suficiente para que el tipo de cambio frente a las divisas de curso legal mantenga una cierta estabilidad. 

Estos sistemas, potencialmente más seguros, rápidos y con menores costes de transacción (en cuanto a menor consumo de energía o memoria informática) y que permitirían inspirar más confianza, podrían imponerse y provocar un desplome del valor de los bitcoins en circulación.

Serán una prueba de fuego para los bitcoins, tanto si cotizan a 100.000 dólares como a 100. 

 

 

Están manipulando al Bitcoin? Ha sido manipulado antes?

Investigadores apuntan a que se utilizó Tether para inflar el precio de Bitcoin en 2017 e imputan el movimiento a una gran “ballena” del criptomercado.

Pareciera que los vaivenes y los máximos de esta moneda digital por excelencia no se han venido produciendo por un comportamiento normal del mercado.

Ya que algunos investigadores apuntan que el boom de Bitcoin en las fechas de sus puntos máximos, ha estado motivado por un alzamiento artificial del precio de la misma a través de una manipulación de su negociación. 

La investigación, que data del año 2018, fue especialmente controvertida y llegó de la mano de John Griffin, y Amin Shams, profesores de la de la Universidad de Texas y de la Universidad Estatal de Ohio respectivamente, y apuntaban a que el boom del Bitcoin de 2017 estuvo provocado por unos pocos actores del mercado que, usando la criptomoneda Tether, inflaron el precio de Bitcoin tras las recesiones del mercado. 

Ambos investigadores mencionan que Bitfinex, un sitio de intercambio de criptomoneda bastante popular con sede en Hong Kong, subió el precio de Bitcoin cuando caía por debajo de ciertos umbrales utilizando Tether, una moneda con una contraparte de dinero fiduciario depositado en reservas -lo que permite que su precio se más o menos estable-.

 

¿Y cómo usaron, supuestamente, Tether para inflar el precio del Bitcoin?

Fácil, los investigadores tienen la teoría de que se crean nuevos Tethers sin los dólares para respaldarlos que luego se usan para comprar Bitcoin, lo que lleva a un aumento de los precios.

Y sin colateral, y al controlar tanto el sitio de intercambio como la propia moneda el mismo grupo, permitió inflar el precio del Bitcoin a través de un intercambio ciego en el que no existía inyección de capital.

Este patrón solo está presente en los períodos posteriores a la impresión de Tether, impulsado por un solo titular de una cuenta grande, y no observado por otros intercambios.

Las simulaciones muestran que es poco probable que estos patrones se deban al azar.

En este sentido, desde Tether han negado la máxima, y lo cierto es que, aunque la investigación es bastante profunda, algunas voces apuntan a que se trata de un conjunto de datos publicados para respaldar una "demanda parasitaria".

Las dudas surgen desde el momento en el que Bitfinex y Tether son propiedad y están operados por los mismos ejecutivos, y varios operadores han cuestionado la afirmación de que cada Tether esté respaldado por un dólar estadounidense.

 

Pese a las controversias, grandes empresas continúan apostando en Bitcoin

En 2021, el valor de mercado de las criptomonedas se duplicó en poco más de dos meses a medida que grandes inversores institucionales decidieron aprovechar los rendimientos en este segmento. 

El valor de mercado de las criptomonedas, que representa la suma del precio de cada uno de estos activos, se duplicó en poco más de dos meses y ya superó los u$s2 billones.

El bitcoin concentra más de la mitad de la capitalización de mercado de las criptomonedas.

Su cotización creció más de 100% en lo que va del año.

Gigantes del mundo de los negocios como Goldman Sachs, Standard Chartered, BlackRock, Fidelity Investments y MicroStrategy incorporaron millones de dólares en criptoactivos a sus carteras. 

También siguió un camino similar Square, la compañía de pagos fundada por el CEO de Twitter Jack Dorsey, que desembolsó u$s50 millones para comprar la principal criptomoneda.

En el mismo sentido, la financiera Morgan Stanley ya está permitiendo que algunos de sus clientes más ricos adquieran el token.

El banco de inversión lanzó tres fondos que permiten la propiedad de Bitcoin aunque solo permite que sus clientes con un patrimonio de al menos u$s2 millones accedan a este activo ya que lo considera adecuado para personas con "una tolerancia agresiva al riesgo".

Hace algunos meses, el fundador de la billetera de criptomonedas Ballet, Bobby Lee, avisó que el bitcoin podría subir hasta u$s300.000 en el mercado alcista actual, pero advirtió que pude tratarse de una burbuja.

A pesar de su predominio, el Bitcoin viene cediendo algo de participación en el mercado de criptomonedas al ritmo que van ganando terreno otros activos como el Ethereum.

De este modo crece el entusiasmo por la posibilidad de utilizar servicios financieros basados en redes blockchain que no necesitan intermediarios.

El inversor multimillonario Mark Cuban, titular de ethereum, sostiene que es la más cercana a una "verdadera moneda".

Ethereum aumentó más de 180% en 2021 y alcanzó un máximo histórico de unos u$s2.115.

Al igual que el bitcoin, también está generando interés entre las empresas; el fabricante chino de aplicaciones Meitu compró recientemente u$s22,1 millones en ethereum y, de este modo, se convirtió en una de las primeras compañías grandes en hacer esta operación.

  • (ve al siguiente artículo para saber más sobre ethereum)

 

Y entonces, qué esperar del Bitcoin?

Si bien es poco lo que se puede afirmar sobre el futuro de las criptomonedas, podemos sacar algunas conclusiones.

Dada la recurrente volatilidad en el valor de Bitcoin, con caídas de hasta el 90% en varias ocasiones separadas en el tiempo, podríamos indicar que hasta el momento, no se trata de una burbuja especulativa.

Más bien de un mercado muy volátil.

Con el ingreso de las grandes empresas, fondos institucionales y hasta bancos centrales en la cadena, podría producirse dicha burbuja en un futuro. Pero aún no es el caso.

Respecto a la influencia de los grandes capitales en el precio de las cripto divisas..

Dado que, a pesar de valer billones de dólares, se trata de un mercado bastante reducido por el momento, no es una locura pensar que un grupo de millonarios podría mover el precio del bitcoin con unos pocos movimientos.

Pero, a medida que su capitalización vaya aumentando, esta posibilidad será cada vez menos posible.

 

Queres saber más sobre el trading con criptmonedas? Tenemos un curso gratuito para vos!

 

≫ CURSO DE INVERSIÓN EN CRIPTOMONEDAS

✅ Tienes acceso gratuito a nuestro curso de trading e inversión con criptomonedas exclusivo! Aprende a ganar dinero con criptomonedas hoy

IR AL CURSO GRATIS