RECIBE LAS NOTICIAS
RECIBE LAS NOTICIAS

Únete a cientos de usuarios que reciben las últimas novedades del mercado vía WhatsApp en Finance Today Ahora de forma gratuita! - Lista de difusión de exclusiva con información relevante todos los días!

Sumate!

Cobertura de carteras de inversión - parte 2 | Beta y ratio de cobertura

Previamente, estudiamos la forma de proteger nuestras inversiones ante las posibles adversidades del mercado con derivados financieros. Ahora, es el momento de evaluar más detenidamente la porción del portfolio que deberíamos cubrir y en qué escenarios sería de utilidad

Para lograr una cobertura de carteras efectiva, es necesario tener en cuenta hasta el último detalle. Esto significa, por ejemplo, conocer las comisiones que nuestro agente de bolsa nos cobrará por la colocación de las órdenes, y los límites de nuestra cuenta comitente, así como la velocidad con la que podremos liquidar posteriormente nuestras posiciones.

Esto para no llevarnos ninguna sorpresa poco deseada al momento de llevar a cabo dicha cobertura.

Cómo proteger las inversiones con derivados?

Primero en principal, es necesario tener en cuenta la situación actual y las proyecciones futuras. Es decir, evaluar los escenarios posibles y las probabilidades con las que cada uno de ellos podría suceder en un tiempo dado.

Porque no tendría mucho sentido proteger nuestras inversiones cuando todas las expectativas son alcistas y sustentables. Ya que conllevaría un gasto de dinero totalmente innecesario.

Para ello, primero debemos realizar un correcto análisis del mercado en general. Esto significa analizar los indicadores económicos más relevantes de la economía local y global. Para poder estimar así el camino que transitará el mercado dentro de un período medio de un año (vimos, en la primera publicación, que las coberturas solo serán útiles en tiempos no mayores a un año). 

Una vez evaluado dicho riesgo, analizaremos cómo afectará este mismo a los activos que poseemos en nuestro portfolio de inversiones.

Porque no todos los valores y participaciones se verán afectados de igual manera, y muchos podrían incluso no ser necesariamente cubiertos, o puede que no exista la posibilidad de protegerlos. Pongamos un ejemplo:

Supongamos que tenemos una cartera constituida por acciones estadounidenses y argentinas. Un riesgo de crisis financiera inminente en Argentina, supondría la cobertura de dichos valores emitidos en el país. Pero no sería necesario proteger las acciones emitidas en Estados Unidos. Por el contrario, un período bajista en Wall Street podría suponer la cobertura de la totalidad del portfolio, ya que las variaciones de los activos norteamericanos suelen repercutir de forma directa en los rendimientos del mercado argentino.

El riesgo de mercado de una acción y cómo medirlo

 

 

Ahora, una vez que tenemos la seguridad de que un mercado, dentro del cual están listadas las acciones que poseemos en el portfolio, tiene posibilidades de experimentar un período de inestabilidad económica o de potenciales caídas. Veremos de qué manera y en qué grado afectará esto a cada título en particular. 

Porque la relación entre las variaciones de precio de los activos y las variaciones generales del mercado no suelen ser lineales o directas. Y pueden ser considerablemente diferentes de un papel al otro.

El grado en que cada acción varía cuando se produce un cambio en la cartera total se conoce como "riesgo de varianza", y este riesgo depende de dos aspectos fundamentales:

  • La ponderación de la acción, es decir, el porcentaje que ocupa del total de la cartera.
  • Su covariaza con el portfolio, la relación de rendimiento respecto a los demás activos de la cartera.

El cociente entre la covarianza de los rendimientos de un activo y de un portfolio, y la varianza (volatilidad de precios) del portfolio, nos muestra cómo reaccionará la acción frente a las variaciones de la cartera. Cuando esta cartera es el portfolio total del mercado, este coeficiente se conoce como "Beta" (β).

El Beta de las acciones

El coeficiente Beta es la contribución marginal de riesgo que un activo provee a la cartera del mercado. Esto se analiza midiendo el riesgo que agregaría a un portfolio bien diversificado (mercado), a través de la comparación de los retornos históricos (precios de cierre de cada día de operación) con los del mercado.

La forma de calcular el beta de una acción frente al mercado, si bien no es una ecuación demasiado complicada, no viene al caso aprenderlo. Ya que, además, suele estar indicado en muchas páginas financieras como Bloomberg o Yahoo Finance.

Este cálculo da como resultado un número bastante cercano al 0 y el 1 o, en algunos casos, al -1; pero por lo general no varía mucho más que esto. Y se puede interpretar de la siguiente forma:

  • Beta = 1: El riesgo de la cartera se mantiene constante. Por lo que una acción con Beta 1, replicará de igual modo los movimientos del mercado.
  • Beta < 1: El riesgo de la cartera disminuye al incorporar la acción. Se moverá en la misma dirección que el mercado, pero de forma más atenuada.
  • Beta > 1: El riesgo de la cartera aumenta al incorporar la acción. Una acción con Beta mayor a 1, tenderá a maximizar los rendimientos medios del mercado (Por ejemplo, si el mercado cae 2%, y la Beta de la acción es de 1,5, entonces la acción caerá 3%)

Cuanto más cercano es a 0, menos correlación tendrán los movimientos del activo respecto a los del portfolio. Una acción con Beta 0, no debería guardar ningún tipo de relación con los movimientos del mercado en general.

Cuando el Beta se acerca a -1, los movimientos de precio de la acción tenderán a ser inversos en la misma medida a los rendimientos del portfiolio. Ejemplo: si el mercado cae 1%, la acción subiría 1%.

 

Jugando a Invertir | Simulador de inversiones y aplicaciones financieras
Jugando a Invertir | Simulador de inversiones y aplicaciones financieras

Es posible obtener la experiencia en la inversión de capital sin tener que arriesgar tu dinero. Las aplicaciones financieras...

Leer más

 

Entonces, para conocer la relación de nuestro portfolio con el mercado, en cuanto a rendimientos (al alza y a la baja), simplemente debemos ponderar la beta de cada activo [beta del activo * (valor ponderado del activo / valor total de la cartera)] y sumarlas.

El ratio de cobertura (con futuros de índices bursátiles)

Una forma sencilla de realizar una cobertura completa de la cartera, pero de forma individual activo por activo, es vendiendo futuros o comprando opciones Put de cada uno de ellos. Calculando la cantidad de contratos dependiendo de la cantidad de acciones que se posean de cada empresa.

Sin embargo este ejemplo tiene dos problemas para el inversor minorista. El primero, es que se requiere de un capital bastante alto invertido en cada acción para poder contemplar una cobertura adecuada para cada título. Y un capital todavía mayor para llevar a cabo la compra de los contratos que se utilizarán como cobertura.

El segundo problema es que, en mercados no tan desarrollados y con poca liquidez, es posible que no existan las opciones o contratos a futuro sobre las acciones que poseamos en cartera, o que estos mismos no sean lo suficientemente líquidos.

Coberturas con futuros sobre índices

Es por eso que se suele utilizar una opción mucho más accesible y viable: la cobertura con contratos de futuro sobre índices bursátiles.

Una solución muy útil para cuando poseemos gran parte de los papeles listados en el mercado, los más representativos o simplemente para cuando queramos eliminar el riesgo de mercado de uno o más valores, dejando solo el riesgo individual.

Este tipo de contrato está disponible en cualquier mercado de futuros y opciones regulado, en caso de Argentina, el MATba Rofex ofrece ésta opción con el índice Rofex20 (RFX20). 

Para saber cuantos contratos a futuro del índice de referencia debemos vender para neutralizar nuestra cartera de los rendimientos del mercado, dividiremos el valor total de la cartera por el valor del futuro del índice, y luego multiplicaremos el resultado por el beta ponderado del portfolio:

 

(valor de la cartera / valor del futuro del índice) * Beta ponderado

 

Al resultado de esta ecuación, lo llamamos ratio de cobertura, y nos mostrará la cantidad de contratos que necesitaremos vender para llevar a cabo la cobertura. Pongamos un ejemplo sencillo:

 

- Valor total del portfolio $100.000

- Valor de un contrato a futuro del índice de referencia $15.000

- Beta ponderado del portfolio 1,03

Entonces:

(100.000 / 15.000) * 1,03 = 6,86 ----> 6 o 7 futuros del índice a vender.

 

 

Comparte este artículo!

Finance Today Trading Club

TRADING FOREX

Aprende todo lo que necesitas saber para hacer trading con divisas y acciones

Ver artículos
APRENDE A INVERTIR

Cómo crear tu propia cartera de inversiones eficáz y qué estrategias utilizar

Ver artículos
FINANZAS PERSONALES

Toda lanformación fundamental que necesitas para lograr la libertad financiera

Ver artículos
FUTUROS Y OPCIONES

Derivados financieros para coberturas, especulación y arbitraje, cómo operarlos

Ver artículos