RECIBE LAS NOTICIAS
RECIBE LAS NOTICIAS

Únete a cientos de usuarios que reciben las últimas novedades del mercado vía WhatsApp en Finance Today Ahora de forma gratuita! - Lista de difusión de exclusiva con información relevante todos los días!

Sumate!

Organiza tus finanzas! 3 - El manejo de las tarjetas

Continuando con la línea de los gastos, es fundamental hacer un apartado dedicado exclusivamente a las tarjetas de crédito o débito, emitidas por entidades financieras. Ya que, en muchos casos, son la principal herramienta utilizada para la realización de gastos.

Las Tarjetas

Las tarjetas pueden ser vistas como un cuchillo de doble filo. Pueden ser muy útiles a la hora de realizar gastos importantes, pagados en cuotas, y permitiendo adquirir el producto inmediatamente.

Pero también, son estas mismas cuotas, o las compras en descubierto (excediendo el saldo de la cuenta), las que pueden arrastrarnos a grandes problemas. Deudas inpagables, refinanciadas una y otra vez cuyos interés aumentan de manera exponencial.

Es por eso que debemos tener cuidado, y aprender a manejar las tarjetas de manera inteligente. Para evitar hundirse en el pozo de las deudas.

Cómo evitar endeudarse con las tarjetas?

El problema, nuevamente reside en la desorganización y la falta de control sobre los movimientos. Todos los bancos envían mensualmente un resumen detallado de los movimientos realizados durante el mes. Pero, al igual que vimos en la entrada anterior, un control propio sobre estos movimientos resultará mucho más útil y fácil de interpretar.

Otra vez, será preciso remarcar la necesidad de una hoja o planilla, o método de control propio. Con el cuál nos sintamos cómodos, sea cual sea el método.

Veremos, que existen 3 problemas principales a la hora de realizar operaciones con tarjetas de crédito, que afectarán de manera directa en nuestra economía:

  • La formación de un colchón de cuotas
  • El pago mínimo mensual
  • El crédito para gastos regulares

El problema del "colchón" de deuda

La formación de un "colchón" de deuda es uno de los hechos más difíciles de predecir. Ya que al realizar una compra en cuotas, no tenemos en cuenta todas las demás cuotas pendientes acumuladas. Ni tampoco sabemos el monto por las mismas. Y poco a poco, estas se van acumulando formando un colchón insostenible.

Sin embargo, éstas deberían estar muy presentes. Sabemos que todas las tarjetas tienen dos límites mensuales diferentes: el límite para compras en un pago y para compras en cuotas (este último es un tanto más amplio que el primero). Pero lo que pocas veces se tiene en cuenta, es que las cuotas acumuladas van reduciendo este monto mensual disponible en un pago.

Supongamos que adquirimos un smartphone en 12 cómodas de $100 cada una. Nuestro límite mensual para compras en un pago seguirá siendo de (por ejemplo) $1.000. Pero ahora, cada mes se debitará una cuota de $100 en un pago, que reducirá el disponible a $900 por supuesto. Es como si cada mes, compramos una parte del teléfono por $100 hasta conseguir la totalidad del mismo. Y así se irán sumando todas las cuotas formando un colchón, hasta ocupar el monto mensual total.

Un ejemplo muy útil, es realizar una especie de grilla aparte para las compras en cuotas. Ya que los gastos en un pago, tienen el mismo efecto que los gastos en efectivo para nuestras finanzas. De esta manera, podremos ver gráficamente la superposición de las diversas cuotas que se vayan acumulando y finalizando. Permitiendo llevar un control más específico, evitando una acumulación demasiado peligrosa de cuotas.

De esta forma, como se puede observar en la imagen, las cuotas representadas con las casillas coloreadas muestran la superposición entre las mismas. Añadiendo una lista de referencias por color (o definición) a continuación de la tabla, para conocer el monto de las mismas. Así como el límite mensual de la tarjeta; o cualquier otro dato que consideremos de utilidad.

La mala idea del pago mínimo, y "patear la pelota para adelante"

Es cierto que si llegamos en algún momento a superar nuestro límite mensual, o si la acumulación de créditos se vuelve impagable. La entidad financiera permite un pago mínimo, que no abarca la totalidad de la deuda. Refinancinado el resto para cuando tengamos la capacidad de pagar el total de la tarjeta.

Pero esta es una de las actitudes más perjudiciales para nuestras finanzas personales. Las bancas privadas aprovechan estas oportunidades, para elevar los intereses por deuda a niveles altísimos. Agregando seguros y penalidades que incrementan las tasas a cifras realmente preocupantes. Creando una bola de nieve que crece cada vez más a medida que transcurren los meses.

Y cuanto más tiempo pasamos sin cancelar el total de la deuda, mayor será el monto que adeudamos por intereses en relación a la deuda inicial. Más veces se irá refinanciando. Y, si antes no llegábamos a pagar el total de la tarjeta, mucho menos podremos ahora.

Por ello, es necesario comenzar a revisar nuestros movimientos a crédito. Para evitar caer en estas situaciones tan estresantes y molestas. Y, sobre todo, para evitar tener que destinar una gran parte de nuestros ingresos, al pago de intereses para el emisor de la tarjeta.

No pagues en cuotas algo que volverás a comprar el mes que viene

Es una práctica muy simple, pero a su vez, muy útil en el mediano plazo. Nuevamente, la base de datos sobre la naturaleza de nuestros egresos de dinero, nos será de suma utilidad.

Utilizando los registros mensuales, podremos distinguir aquellos gastos que realizamos de manera repetitiva. Como puede ser la compra de alimentos en el supermercado, la carga de combustible para el auto, la cuota de un gimnasio, etcétera. Gastos que es muy común efectuar a través de tarjetas de crédito.

No obstante, es importante que dichos gastos no sean pagados en cuotas. Ya que volveremos a afrontar la misma situación al mes siguiente, y al otro.

Si llenamos el tanque del auto, y pagamos en tres cuotas, repitiendo el proceso mes a mes; al tercer mes estaremos pagando las 3 cuotas al mismo tiempo. Llegando un monto igual que si lo hubiéramos realizado en un pago desde el principio. Y todo esto sin contar los intereses por pagos en cuotas. Lo que llevaría incluso a un monto aún mayor. Y, al final, terminaríamos pagando más que si hubiésemos efectuado la compra en un solo pago.


Ahora que conocemos a detalle todos nuestros ingresos y egresos de dinero, veamos cómo generar un capital de ahorro!

Comparte este artículo!

Finance Today Trading Club

TRADING FOREX

Aprende todo lo que necesitas saber para hacer trading con divisas y acciones

Ver artículos
APRENDE A INVERTIR

Cómo crear tu propia cartera de inversiones eficáz y qué estrategias utilizar

Ver artículos
FINANZAS PERSONALES

Toda lanformación fundamental que necesitas para lograr la libertad financiera

Ver artículos
FUTUROS Y OPCIONES

Derivados financieros para coberturas, especulación y arbitraje, cómo operarlos

Ver artículos