RECIBE LAS NOTICIAS
RECIBE LAS NOTICIAS

Únete a cientos de usuarios que reciben las últimas novedades del mercado vía WhatsApp en Finance Today Ahora de forma gratuita! - Lista de difusión de exclusiva con información relevante todos los días!

Sumate!

Organiza tus finanzas! 4 - Todo sobre el ahorro

Ya vimos cómo llevar un registro claro de nuestros ingresos, vimos como controlar adecuadamente nuestros gastos y cómo administrar inteligentemente las operaciones con tarjetas de crédito. Y todo esto, con dos fines claros y concretos.

Cómo aumentar los ahorros

El primero, es para tener nuestras finanzas correctamente organizadas. Esto nos permite llevar un mejor control de nuestra economía. Lo cuál, a su vez, nos da más tiempo para dedicarle a otras cosas y mantendrá alejadas las preocupaciones por deudas o por no llegar a fin de mes.

El segundo punto, muy importante, es para crear un excedente mensual que pueda ser destinado al ahorro. Esto, es muy importante. Muy pocas personas tienen el hábito de ahorrar, y esto es lo que acarrea muchos de los problemas económicos a la larga. Un capital de ahorro no solo nos permite "asegurarnos" contra posibles eventualidades. Si no que además, invertido de manera eficiente, puede generar ingresos pasivos todos los meses. Es decir, dinero extra por el cuál no tuvimos que trabajar.

Generar un excedente mensual

Al establecer metas de ahorro, lo que esperamos es obtener un margen positivo mes a mes. Del cuál sepamos que podamos prescindir.

Aquí encontramos la primera diferencia con lo que, por lo general, se piensa del ahorro. Muchas veces, hemos escuchado que ahorrar significa guardar ese dinero que sobra luego de haber realizado todos nuestros gastos cotidianos primero. En otras palabras, una vez que tenemos nuestros ingresos, le pagaremos primero al supermercado por los alimentos, al gimnasio, a las empresas de servicios como telecomunicaciones, internet, televisión, etcétera. Y, por último, con lo que resta, nos pagaremos a nosotros mismos.

Desde este punto de vista, no parece tener mucho sentido esta operatoria. Si tanto nos esforzamos por conseguir ese dinero, porqué no pagarnos a nosotros primero? No sería mucho más lógico empezar por nosotros mismos, y luego gastar lo que te queda después de ahorrar? De esta forma, estaríamos invirtiendo el planteo de la fórmula inicial.

Cómo ahorrar?

Ahora bien, veamos cómo hacer posible esta operatoria de pagarnos a nosotros mismos primero.

Ya conocemos cuanto dinero ingresa a nuestro círculo económico y cuanto sale de el. Por supuesto, para que ahorrar sea una posibilidad viable, será necesario llegar a un punto en que nuestros ingresos superen (aunque sea en un porcentaje mínimo) los gastos. De no ser así, el hecho de querer ahorrar podría ser algo contraproducente, aumentando ese porcentaje diferencial negativo a fin de mes. Para llegar a este punto, se detalla en  las entradas dedicadas a los gastos y las tarjetas.

Una vez que contemos con ese excedente mensual, entonces estaremos en condiciones de comenzar a formar un capital de ahorro. Que podremos separar en nuestra propia casa, en la misma cuenta corriente del banco, o creando una caja de ahorro separada (la cuál no tendrá gastos de mantenimiento alguno). Pero es importante saber cuánto es lo que podemos destinar a este fin de antemano. Pudiendo entonces, separarlo apenas tengamos el efectivo disponible. Lo cual nos asegura el ahorro apenas comenzamos el mes y, además, nos permite realizar el resto de nuestros gastos cotidianos de manera más relajada. Ya que no tendremos la presión de tener que guardar ese monto hasta fin de mes.

Cuánto ahorrar por mes?

Lo ideal como hábito de ahorro, es separar a principio del mes, todos los meses, un 15% de nuestros ingresos. Por supuesto que cuanto mayor sea este porcentaje mejor, y más rápido alcanzaremos nuestras metas o expectativas. Esto cumple el propósito de crear un fondo suficiente para cualquier utilidad que queramos darle, o para hacer frente a cualquier contrariedad. Aproximadamente, se estima que debería ser un capital igual a 5 o 6 meses de nuestros ingresos regulares.

Está claro que cuanto más, mejor. Sin embargo, no importa cuanto ahorremos, así sean $100 por mes, ya estarán haciendo la diferencia. Por más que no lleguemos a ese 15%, hasta el más mínimo ahorro suma. Es impresionante los intereses que un pequeño capital de ahorro puede llegar a generar con un buen plan de inversión.

No hay que desanimarse!

Los principios pueden ser los más difíciles, y complicados de sostener en los primeros meses. Pero a medida que vayamos viendo crecer nuestro patrimonio, más fuertes serán las ganas de seguir ahorrando. Y cada vez más será el porcentaje de nuestros ingresos que querremos destinar para este fin.

Para qué ahorrar?

Ésta pregunta debería ser la primera que nos cuestionemos. Con qué fin ahorramos? Porque sin un propósito, no tendría sentido guardar plata "porque si". Al fin y al cabo, terminaría siendo un montón de papeles guardados en un cajón o un simple número en una cuenta bancaria. Y no solo existen diversos propósitos para ahorrar, sino que un mismo capital de ahorro puede ser utilizado para más de un fin.

Uno de los más utilizados, es el fondo de reserva. Es decir, un capital que cumpla la función de "amortiguador" ante cualquier eventualidad negativa. Como lo puede ser un gasto grande inesperado, o la interrupción de los ingresos mensuales ordinarios (quedarnos sin trabajo o fuentes de ingresos). Para esto, como nombramos previamente, un capital que iguale a 6 meses de ingresos, debería ser suficiente.

También, puede ser destinado a un gasto grande previsto. Como por ejemplo cambiar el auto, comprar un inmueble, realizar un viaje planeado, etcétera. Los cuales, en cualquier caso, terminarán saliendo más baratos comprados de contado que en cuotas. Armando un plan de ahorro, podremos saber cuándo y de qué forma podremos realizar tal gasto.

Pero una de las finalidades más interesantes, es la ahorrar para invertir. Crear un excedente de dinero que, colocado en diversos activos financieros, generen por si mismos más dinero. Ingresos que se producirán de manera pasiva mes a mes, simplemente por "prestarlo" a empresas o el mismo estado, a través de contratos como lo pueden ser los bonos o acciones. O instituciones independientes como los fondos comunes de inversión.

Lo interesante, es que un capital que se destina a invertir puede ser también destinado como fondo de reserva. Aunque invertido a tasas más bajas que impliquen menor riesgo. O incluso, si este capital es lo suficientemente grande, con los mismos ingresos que genere podremos pagarnos esos "gustos" que de otra forma llevarían más tiempo.

 

En las siguientes publicaciones, destinadas a la generación de ingresos pasivos, veremos cómo se puede utilizar este capital de ahorro para crear ingresos mensuales extras. Por los cuales no tendremos que trabajar.

Comparte este artículo!

Finance Today Trading Club

TRADING FOREX

Aprende todo lo que necesitas saber para hacer trading con divisas y acciones

Ver artículos
APRENDE A INVERTIR

Cómo crear tu propia cartera de inversiones eficáz y qué estrategias utilizar

Ver artículos
FINANZAS PERSONALES

Toda lanformación fundamental que necesitas para lograr la libertad financiera

Ver artículos
FUTUROS Y OPCIONES

Derivados financieros para coberturas, especulación y arbitraje, cómo operarlos

Ver artículos