RECIBE LAS NOTICIAS
RECIBE LAS NOTICIAS

Únete a cientos de usuarios que reciben las últimas novedades del mercado vía WhatsApp en Finance Today Ahora de forma gratuita! - Lista de difusión de exclusiva con información relevante todos los días!

Sumate!

RENTA FIJA: Bonos - Cómo invertir en bonos en 2020? | Historia, tipos, características y valuación

El instrumento de renta fija por excelencia, los bonos son un tipo de inversión fundamental para tener en cuenta a la hora de armar un Portafolio de inversiones. Permiten ahorrar dinero en instrumentos confiables y, además, obtener una buena rentabilidad con ello.

Las obligaciones negociables (bonos financieros) son instrumentos de inversión que permiten obtener una rentabilidad anual fija y un nivel de seguridad más elevado que otros activos financieros. Sin dudas, el activo ideal para los perfiles más conservadores. 

Qué son los Bonos?

Los bonos son certificados de deuda emitidos por empresas o entidades públicas para obtener fondos directos del mercado de valores.

El objetivo principal de la emisión de un bono es la obtención de fondos para financiamiento propio de una empresa privada o de una institución pública como gobiernos municipales, provinciales, nacionales o incluso mayores (entidades supranacionales como el Banco Europeo).

Porqué una persona le prestaría dinero a una de estas entidades?

El emisor del bono, la parte que contrae la deuda, se compromete a devolver el dinero que ha obtenido como préstamo en un período de tiempo y de una forma preestablecidos en el contrato del bono. Y, además de esto, el emisor se compromete a pagar además un extra de intereses fijos (también prefijados en el contrato) durante la vida del bono.

Esta tasa de interés es conocida como el cupón del bono, y es por ella que se los conoce como instrumentos de renta fija.

Gracias a estos activos, un inversor minorista (consumidores financieros) puede prestar su dinero a una empresa o gobierno y obtener una buena rentabilidad por ello. La entidad emisora coloca una deuda en el mercado, en cantidades millonarias, dividida en pequeñas partes o bonos. De forma que los acreedores (inversores) puedan aportar capital en la medida y cantidad que lo deseen comprando estas partes.

 

...
Introducción al Mercado de Capitales

EBOOK | Te eseñamos todo lo que tenes que saber para comenzar a generar ingresos pasivos!

Consultas: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

50% de descuento

 

Un poco de historia sobre el surgimiento del mercado de bonos

Para conocer un poco más sobre estos activos de renta fija, veamos cómo surgieron y cuáles fueron sus antecedentes..

El mercado de deuda es tan o más antiguo que el mercado accionario y se podrían remontar sus orígenes a varios cientos de años antes de Cristo. Pero el mercado de bonos más o menos como lo conocemos en la actualidad, apareció entre el 1.300 y 1.400 D.C. en la zona de Florencia, Italia.

Fue durante esta época donde los principales gobernantes medievales de las Ciudades-Estado se disputaban los territorios con las ciudades vecinas por medio de guerras locales. Guerras que no combatían con sus propios soldados, sino que contrataban ejércitos capacitados y bien armados de mercenarios que peleaban para quien pagara más.

Tras la peste negra y la nueva apreciación de las altas clases por el disfrute de la vida terrenal, las fiestas interminables y las costosas obras de arte que adornaban sus castillos para mantener un lujoso estilo de vida fueron dejando sin capitales a estos gobernantes.

Por ello, estos gobiernos tuvieron que solicitar dinero prestado para seguir financiando sus ejércitos que mantenían a raya a los enemigos. Y en este caso fueron los propios ciudadanos de estas metrópolis (los más ricos entre ellos) quienes resolvieron convertirse en acreedores a cambio de una compensación con intereses pagados por el gobierno sobre el capital prestado.

A partir de este momento, los ciudadanos se convirtieron en los mejores inversionistas de los gobiernos, dando comienzo al mercado de bonos. Y las personas empezaron a comerciar estos títulos de deuda por dinero, haciendo que el mercado se volviera más líquido y creciera.

Desde entonces, los bonos pasaron a convertirse en la principal fuente de financiamiento de la economía global, siendo unos pilares de la misma. Y actualmente cualquier persona puede invertir su dinero en estos títulos, e incluso operar de forma diaria con ellos.

 

Si no estás haciendo esto en Argentina ESTÁS PERDIENDO PLATA | Invertir fácil, rápido y seguro
Si no estás haciendo esto en Argentina ESTÁS PERDIENDO PLATA | Invertir fácil, rápido y seguro

Querés comenzar a generar ingresos de dinero extra de forma mensual? Empezá a generar un capital de ahorro que, además, te proporcione un nuevo ingreso

Empezar a ganar!

 

Características de los Bonos

En su emisión, la venta de bonos se realiza a un precio fijo, lo que se conoce como venta "a la par". Esto significa que tienen un precio de base, que suele ser de $100 dólares cada título, y cada inversor puede adquirir tantos como desee.

Desde este momento, los títulos de deuda pueden ser mantenidos hasta su vencimiento, o ser comerciados en el mercado secundario con otros inversores. Pudiendo comprar o vender bonos en cualquier momento.

Los bonos pueden ser transferidos en el mercado secundario y por ello varía su precio de cotización diariamente. A los propietarios o prestamistas de los bonos se les llama «tenedores» o «bonistas».

Esto hace que el precio del mismo varíe constantemente, a veces "sobre la par" (precio superior al de emisión) y a veces "bajo la par" (precio inferior al de emisión). Cuando el precio del título es igual al precio de emisión, se dice que el bono cotiza "a la par".

Y es muy importante tener en cuenta estas variaciones de precio que transita, porque no es lo mismo pagar $100, $110 o $90 por un bono cuya tasa es siempre del 5%. Haciendo que el rendimiento real del bono sea inversamente proporcional al precio del mismo:

 

 

Si se desea más detalle sobre la relación del precio de un bono y su rentabilidad, en el siguiente enlace se expone un pdf emitido por la Bolsa de Comercio de Rosario bastante completo y conciso:

Dilema_Tasa_Bono.BCR

 

Tipos de Bonos

Existe una gran cantidad de formas de emitir deuda pública o privada, veamos a continuación las principales categorías en las que se pueden clasificar los bonos financieros:

 

  • Bono Simple. Son los más comunes, representan una deuda para la empresa emisora, y para el inversor el derecho de cobro de intereses y posterior amortización del capital (devolución del dinero prestado al comprar el título). El poseedor de estos bonos se convierte en acreedor de la empresa.

 

  • Bono de cupón cero. Son bonos que no pagan intereses durante su vida. En cambio, pagan los intereses íntegros cuando se amortizan. Se los suele llamar bonos con descuento, porque se compran a un precio inferior a $100, y al momento de pagarlo se devuelven los $100 íntegros. Los bonos del tesoro de Estados Unidos son un ejemplo. Las Letes de Argentina funcionan de manera similar también.

 

  • Bonos Basura. Son bonos definidos como títulos de baja calificación y alto riesgo que, en contrapartida, suelen ofrecer rendimientos altamente elevados.

 

  • Bono Convertible. Estos bonos conceden a su poseedor, la posibilidad de canjearlos por acciones (de la misma empresa) en nuevas emisiones y a un precio prefijado. A cambio de esta cualidad, sus rendimientos suelen ser un tanto inferiores a los de los bonos simples.

 

  • Bono de deuda perpetua. Son bonos que nunca devuelven el principal (capital inicial), sino que pagan intereses regulares de manera indefinida. Sus variaciones en el tipo de interés suelen ser más sensibles a la volatilidad.

 

Inversion por dividendos
Inversión por dividendos | Cómo generar mayores ingresos pasivos financieros?

Los dividendos son una excelente fuente de ingresos extra que se generan sin tener que trabajar de más! En menos de 3 meses es...

Leer más

 

Cómo comprar bonos? - Invertir en bonos financieros

Hay diversas formas de colocar parte de nuestro patrimonio en estos activos de renta fija. La más fácil (y probablemente la más accesible), es a través de Fondos Comunes de Inversión o FCI. Estos son instituciones de inversión colectiva que reúnen fondos de diferentes inversores, naturales o jurídicos, para colocarlos en diferentes instrumentos financieros. De esta forma, es posible acceder a una amplia diversificación, con un monto significativamente más bajo.

Muchos de estos fondos comunes se dedican en un 100% a la renta fija, es decir, colocan todo este capital en bonos y activos parecidos. De modo que, comprando una o más cuota-partes del fondo estaremos adquiriendo, en pequeñas cantidades, todos los bonos y activos del fondo.

Otra forma, es comprando directamente los bonos, es decir, adquiriendo los títulos de manera directa. Teniendo así la libertad de hacerse con posiciones en los bonos que más nos interesen, y a los porcentajes que decidamos. La contrapartida de este método, es que son necesarios montos de dinero mayores a los que manejan las cuota-partes de los FCI.

Los ETFs (Exchange Traded Fund) son una opción similar a los Fondos Comunes para invertir en carteras amplias y diversificadas de bonos gubernamentales y/o corporativos de un sector específico, de un país o región e incluso a nivel global. Se trata de cuota-partes de Fondos Comunes listados en las bolsas de valores que se pueden comprar y vender constantemente.

En algunos casos, pagan un dividendo equivalente a la suma de todos los dividendos de los bonos que componen el fondo, en fechas específicas. En otros casos, la ganancia de la inversión se refleja en el cambio de precio de la cuota-parte del fondo.

Para cualquiera de estas opciones, será necesario poseer una cuenta comitente de inversiones abierta en un agente de bolsa o un banco que ofrezca esta modalidad de inversión.

 

 

Valuación de un bono

El valor actual de un bono es igual a los flujos de caja que se van a recibir en el futuro, descontados al momento actual a una tasa de interés (i), es decir, el valor de los cupones y el valor nominal a día de hoy. En otras palabras, tenemos que calcular el valor actual neto (VAN) del bono:

 

 

Por ejemplo, si estamos a 1 de Enero del año 2020 y tenemos un bono de dos años que reparte un cupón del 5% anual pagado semestralmente, su valor nominal son 1.000 euros que los pagará el 31 de Diciembre del año 2022 y su tasa de descuento o tipo de interés es el 5,80% anual (lo que supone un 2,859% semestral) el valor intrínseco del bono será:

 

 

Comparte este artículo!
Log in to comment

Finance Today Trading Club

TRADING FOREX

Aprende todo lo que necesitas saber para hacer trading con divisas y acciones

Ver artículos
APRENDE A INVERTIR

Cómo crear tu propia cartera de inversiones eficáz y qué estrategias utilizar

Ver artículos
FINANZAS PERSONALES

Toda lanformación fundamental que necesitas para lograr la libertad financiera

Ver artículos
FUTUROS Y OPCIONES

Derivados financieros para coberturas, especulación y arbitraje, cómo operarlos

Ver artículos